Sunday, December 12, 2010

Meditación y partida

MEDITACIÓN Y PARTIDA : I : Alborada de musgo , rocío y niebla / me trae a este solemne altar del silencio / a hundir mis visiones nocturnas aquí , / entre el pan candela y los frutos sangrados del rito . / Espliego y romero aromando las huertas , incienso / y velones riendo mis cuitas , / canela y clavo que duermen mis tripas , mas quedan / las hambres feroces de mieles y nata de hembra , / un guiso extraño quemando brutal mis entrañas , / venenos y hierbas maceran mi mente enferma ; / de plata la flecha que rompa mis músculos tristes / en su voz de cristal detenida he visto / / II : Necesito consejo talar del olvido , / adivinos morados o ciegos virtuosos , / el misterio del pábilo sacro que habla , / cordero asustado esperando el beso del lobo , / balando un socorro que no quiere encontrar . / Me dicen : “ Tu furia señal de guerra es , / santificada luz “ , mas dudo , / pues mi fe no responde ; / ni cruces ni rezos pueblan mis brumas , / sino un ángel terrestre de piel infinita y dulce / que burla mi guante de cuero . / Todo lo que sagrado y frío / resulta a la vez estomaga mis anhelos , / las nieves cimeras , el cierzo montuno me rondan , / todas las santas arder me parecen aquel mismo rostro . / ¿ Quién necesita un dios cuando tiene demonios de jade / que esperan entre sábanas de veneros y abismos ? / Vuestras capillas apestan a muerte , / a liturgia de textos confusos quebrados . / La letanía de vuestros pasillos / confunde mi tonada de sirena / incrustada por dentro del pecho , / el fresco rumor que inunda mis noches resecas . / Confesar ... pero cómo decir con palabras / el hueco infinito que dejó su albor desmedido . / Mi misión de las aguas surgió deslumbrante / portando los tesoros del Oriente en su risa . / Mi pobreza no soporto desde entonces ; / el más miserable de todos me siento sin ella . / Bendición para huir en su busca os ruego . / Al confín de mis tierras dejadme marchar / / III : Conozco tu forma , mi dios , la mujer de las aguas , / la mujer de las aguas eres . / Rezar tu perdón o dormir acunado por ella . / Guerreros o clérigos , nada comprenden aquellos / que no bebieron de la noche de tus labios / que me llaman lejanos , ahora fuertes de sangre nueva , / la ofrenda terrible que yo te prometo . / Decidme , señor , contestad mi desgracia , ¿ por qué / me mostraste el dolor que encierra lo bello , / he de partir para ver el fulgor de los hielos y llamas / reverberando en tu frente otra vez ? / Dame coraje , humillo mis joyas pues sé que mi alma / ha sido derrotada por las armas de tu carne . / Ya no soy caballero ; un hombre tan sólo / a la busca del norte final de los días / en las manos tan frescas que tú me mostraste ( 8-11-02 )

No comments:

Post a Comment