Sunday, December 12, 2010

El rey y la cierva

EL REY Y LA CIERVA : I : Una sombra de aire y nieve se escurre / silenciosa por estos parajes . / Sus ojos lacustres reflejan de todos los lobos / el deseo famélico / y la calma triste del cierzo , / el rumor de la fuente , la jara agitada . / Si la brisa me trajo en día aciago / la melodía sin par de sus dulces pisadas , ¿ por qué / ensayan crueles las ramas / el silencio de los olvidos ? / En vano fatigo montes y selvas , / rabioso , de mis siervos y sus híspidas patas tormento , / buscando una huella prístina , / corazón embarrado ; en vano desgasto / sendas , desgarro malezas y pulo los filos hirientes / de mis flechas . El grácil cuerpo / que mis días consume y burla mis noches / corretea dichoso , desafío / ignorante de mis deseos . / Malvado ser que desprecias mi nombre , / tu arrogancia muy pronto adorno será de mi lecho . / / II : Aterido , sangrante , exhausto , mis fieles / olfatean tu miedo , ondinas y elfos / no podrán ocultar el fulgor de tu carne . / La jauría descubre el olor , tu pureza , / y , como a mí , les excita tu sangre tan nueva . / En medio de este , el bosque / infinito del roble y la gruta sombría , / tu presencia de joven arrogante y trémula / confundida surge por gritos / y aullidos que turbian tu reflejo / de cristal y mis vívidos sueños . / Este claro será desposorio de luz / y de muerte , tálamo dulce , salvaje , / de todos mis anhelos ; su tersura me ofrece / tu costado ; mi arco tensado anuncia / la interrogación de tu fin y mi castigo . / No me dejéis despertar , os lo ruego , / esta helada lágrima , esta sonrisa brusca / deseo que sean eternas , mi bella condena / de blancos rasgados por un hilo rojo : / todo poseo ; también la belleza , también el dolor ( 21-10 - 02 )

El rey y la campesina

EL REY Y LA CAMPESINA : Bajo esta cota esconde / el deseo un amo , / y bajo esta piel un siervo , / pues todos siervos , negados del oro / derretido , orgullo en nobles gargantas , / siervos , prisión malvada / mi armadura , y filo helado hurgándome dentro / de un falaz y viejo corazón ; / más fuertes amos que la sangre hay / / Goza el buhonero al ser libre / para morir , huir , temer ... / Afortunado el que puede lamentar , / pues nació para ello . / Oh , triste flor criada en el cieno , / por tu rodilla las marcadas sendas , / tus muslos , un monte que fiero espera fatiga , / tu presa es mi daño , / tu daño que guardo en bordados jubones , / míos serán tus hijos , tu vergüenza , / mas no tu boca pronunciando leve / el eterno hechizo de los cuerpos . / Desgraciada corona , espinado / el cetro , repudiado por extraña / planta que mi semilla impasible / cultiva , gemelos los árboles , negras raíces / se repelen , las copas encrespan sus hojas / y malogran los frutos , los nunca rebeldes , / la rebeldía es un ángel que visita / a los humildes tan sólo , rechaza el sándalo , humo / mendaz que los ricos esparcen , / para nosotros la ley escrita , / se vende por nada la rabia / y , sin embargo , dos abiertas azucenas , / resol en un claro secreto , / me hacen sufrir , pues esconden / sus pétalos salados de la sombra de hiel del acero . / La rabia siempre torna / y otros habrán de cargarla , / pues porto ya sus miedos ; / eso dijeron los sabios el día que yo arribé / a mis piedras , gentes y bosques ( 27-10-02 )

El juego de ajedrez

EL JUEGO DE AJEDREZ : Bajo esta garra esos rebaños , / bajo mi ala los sembrados yermos , / bajo este emblema creé mi tablero , / mi huella izquierda el blanco sacro / de mi dama , derecha negra , cuero / y divino designio , las piezas mi mano / sostiene y medita movimiento . / Es gustoso mover mis siervos , / que mueran por mi propia obra . / Mi escudo solícitos bruñen rivales , / lánguidas hembras reposan sus ojos tranquilos conmigo / y los súbditos-lobos me honran desvelos . / Solaz sin sangre no merece reino . / Peones mudos que no rueguen quiero , / oblicuos obispos sin mitra , / torres que guarden mi triste periplo , / palafrén que ligero simule alado . / Reina norte o sur engulle cruel , / temerosos los reyes arder me divierte . / Solaz sin pugna no conoce premio . / Esta sorda batalla que libro callado / las casillas ni blancas ni negras me muestra , / rodeado por piezas que cambian colores , / espero en esta esquina torva sombra / que sea mi derrota en la larga / partida que al tiempo le juego . / Solaz sin muerte no ofrece héroes ( 28-10-02 )

El juego de ajedrez

EL JUEGO DE AJEDREZ : Bajo esta garra esos rebaños , / bajo mi ala los sembrados yermos , / bajo este emblema creé mi tablero , / mi huella izquierda el blanco sacro / de mi dama , derecha negra , cuero / y divino designio , las piezas mi mano / sostiene y medita movimiento . / Es gustoso mover mis siervos , / que mueran por mi propia obra . / Mi escudo solícitos bruñen rivales , / lánguidas hembras reposan sus ojos tranquilos conmigo / y los súbditos-lobos me honran desvelos . / Solaz sin sangre no merece reino . / Peones mudos que no rueguen quiero , / oblicuos obispos sin mitra , / torres que guarden mi triste periplo , / palafrén que ligero simule alado . / Reina norte o sur engulle cruel , / temerosos los reyes arder me divierte . / Solaz sin pugna no conoce premio . / Esta sorda batalla que libro callado / las casillas ni blancas ni negras me muestra , / rodeado por piezas que cambian colores , / espero en esta esquina torva sombra / que sea mi derrota en la larga / partida que al tiempo le juego . / Solaz sin muerte no ofrece héroes ( 28-10-02 )

Arturo y Morgana

ARTURO Y MORGANA : Voz que los vientos regula , saliva que sana la lepra , / pálido ángel lejano que brumas celosas custodian . / ¿ Fuiste real acaso ? / Recuerdo una llama que saciaba mi dolor ... / / De cada esquina surge un cántaro / y de cada beso un ramo de rosas glotales . / De tu mirada emergen tus labios / y por ellos me escurro muy dentro de ti . / Cuenco bendito que tú me ofreces / sobre tu vientre con sabores de especias . / En mi cuerpo habitas tranquila y grácil , / y yo en el tuyo celebro banquetes enormes / desde las islas de tus pies hasta los cielos . / Quiero que el tiempo te haga añejo licor exquisito / para beberte por mis venas de escarcha / y envenenarme feliz contigo dentro . / Olvido que me calma , elixir entre tus formas , / hasta la muerte hechizado contemplarte ... / / ¿ Un nombre , para qué ? ; el honor es un castigo . / Si tuve tu calor en mi lecho , / todo lo tuve , todo ( 30-10-02 )

Anunciación de la doncella

ANUNCIACIÓN DE LA DONCELLA : Esta imagen deslumbrante de fulgores / de oro y ángeles tersos , / esta blanda y roma espada que rasga / silenciosa y lenta mi coraza , / este cáliz rielando en las fuentes / del desierto me muestra los oasis / en su copa sin fondo , / toma mi cetro con manos de agua , / sostiene mi yelmo con gracia de bruja aún joven / y sonríe al ver el horror en mis ojos . / Sabe mi nombre y de él me despoja , / mis rodillas se hincan , en buey se transforma / mi testa de león que se humilla . / / He visto dos flechas turgentes de carne / mi pobreza de sedas y acero cantando , / tan suave como ciervos cuando mueren traspasados / escrito un breviario en su piel que me trastorna , / he visto el hueco del mundo surgir respirando / al compás de un monte lunar y dulcísimo , / el beso de los muertos cuando nacen renovados / entre columnas fecundas . Comprendo : / No volveré a vivir hasta ser abrasado dichoso / en las llamas de este abismo colgante , / no tendré honores ni reinos / hasta que todas las lanzas se hayan / roto por dentro de esta tristeza . / No habrá descanso / ni olvido en mí / hasta que el susurro de las lluvias en el bosque / me tienda tu boca , / hasta que mis canes feroces despiecen tus brazos , / tus piernas , tus muslos de muérdago ... / / Conocer tu nombre es la ofrenda / de mis años de sangre que cobran sentido , / su condición impronunciable mi castigo . / Esta sed infinita de tu rostro / de todos los mares el fin necesita sacrílega / para colmarse . Necesita el lamento / de todos los seres tu risa si yo la escucho . / Si ajena locura y orgullo / de la vida hiciéronme dueño , / quiero llegar a lo muerto y dormir en tu lecho de algas . / / Que los monasterios oficien misterios dorados / y rezos que unjan el frío de fuego que trajo / su aparición tenebrosa en estas laderas . / Hase revelado la imagen cruel de mi búsqueda , / y su luz lacerante cegó mi pasado . / Soy el dolor de mi pueblo , sus venas las mías impulsan , / mi misión la pregunta será de los Hombres . / Bendita destructora de mi voz , revelación / que purificas mis pecados de mortal . / ¿ Dónde ? , contesta , ahora , mañana o siempre , ¿ mas dónde ? ( 3-11-02 )

El retorno

EL RETORNO : I : A la risa absurda del joven altivo / vuelvo , del polvo ,los músculos rotos yo vuelvo , pavesas / tan sólo me reciben silenciosas . / Una pantera de olvido y de nieve / indiferente me tiende sus dedos / y perdido me siento al lado de ella . / ¿ En dónde fenecieron los murciélagos del alma , / dónde migraron las aves de sal del deseo sin tregua ? / El portón no engulle mis temores , / estos salones no acogen los tapices / de mi memoria enferma de buitres . / ¿ Quiénes , vosotros que no conocéis mis emblemas dorados , / sois , contestadme , quiénes ? / / Nos une un blasón de ramas muertas , / la mirada obscura , cortina negra que cubre todo , / helado laberinto , corazones guardados en cofres / sellados en este castillo , / y nada me queda ya más . / / Mi retorno cansino al viejo hogar / de mármoles y copas vacías / inicia mi viaje al norte fugaz de los sueños , / a la bruma caliente y sus miasmas . / Mi retorno al odio será tu partida / a la tristeza . Los cachorros no conocen / mi olor , e intuyo sus dientes lechales / en mi garganta venerable y decrépita . / Creí que os llevaba en el fin de mis alforjas , / mas quedasteis en los pozos del pasado . / Esta hiedra que cubre el tálamo frío / semeja horrible la blanda tumba . / Es mi latir el anuncio de esta mentira : aquí / reina un loco muerto / / II : ¿ No sabéis que camino y observo , / mas he vuelto ciego ? / Una lanza de carne surgida / de entre las aguas quebró mi ignorancia de plata . / Ver demasiado es como no ver , y un rayo curvado / en mis ojos clavados tengo , / un cántaro de vino en mis lagos casi secos , / tengo la blanca arena de esa clepsidra eterna / cayendo despacio , vaciando mis días de dunas . / He vuelto herido , y nadie pretende curarme . / Agonizo , mas nadie lamenta mi lucha . / Un canto de cielos llovidos recorre mis tierras / y a mí lejano me llega , lejos , / y mi brújula soplan los dioses borrachos . /Los claustros soleados en tinieblas están para mí . / Mis huertos y jardines una cuerda de nudos deshechos / semejan . Ya nada me place . / Nada contenta mi suerte fatal de halcón aburrido . / Las impúdicas niñas , los niños bufones / mi marcha extraviada intuyen . / Ha vuelto maldito el pobre rey , se dice ; / maldito por un cuerpo sin nombre . / Maldito , hechizado cual el sol matinal de la cuna . / Tan triste como lobas cuyos hijos se perdieron . / No ; se equivocan ; el rey no ha vuelto , el rey quedó preso ( 6-11-02 )

Meditación y partida

MEDITACIÓN Y PARTIDA : I : Alborada de musgo , rocío y niebla / me trae a este solemne altar del silencio / a hundir mis visiones nocturnas aquí , / entre el pan candela y los frutos sangrados del rito . / Espliego y romero aromando las huertas , incienso / y velones riendo mis cuitas , / canela y clavo que duermen mis tripas , mas quedan / las hambres feroces de mieles y nata de hembra , / un guiso extraño quemando brutal mis entrañas , / venenos y hierbas maceran mi mente enferma ; / de plata la flecha que rompa mis músculos tristes / en su voz de cristal detenida he visto / / II : Necesito consejo talar del olvido , / adivinos morados o ciegos virtuosos , / el misterio del pábilo sacro que habla , / cordero asustado esperando el beso del lobo , / balando un socorro que no quiere encontrar . / Me dicen : “ Tu furia señal de guerra es , / santificada luz “ , mas dudo , / pues mi fe no responde ; / ni cruces ni rezos pueblan mis brumas , / sino un ángel terrestre de piel infinita y dulce / que burla mi guante de cuero . / Todo lo que sagrado y frío / resulta a la vez estomaga mis anhelos , / las nieves cimeras , el cierzo montuno me rondan , / todas las santas arder me parecen aquel mismo rostro . / ¿ Quién necesita un dios cuando tiene demonios de jade / que esperan entre sábanas de veneros y abismos ? / Vuestras capillas apestan a muerte , / a liturgia de textos confusos quebrados . / La letanía de vuestros pasillos / confunde mi tonada de sirena / incrustada por dentro del pecho , / el fresco rumor que inunda mis noches resecas . / Confesar ... pero cómo decir con palabras / el hueco infinito que dejó su albor desmedido . / Mi misión de las aguas surgió deslumbrante / portando los tesoros del Oriente en su risa . / Mi pobreza no soporto desde entonces ; / el más miserable de todos me siento sin ella . / Bendición para huir en su busca os ruego . / Al confín de mis tierras dejadme marchar / / III : Conozco tu forma , mi dios , la mujer de las aguas , / la mujer de las aguas eres . / Rezar tu perdón o dormir acunado por ella . / Guerreros o clérigos , nada comprenden aquellos / que no bebieron de la noche de tus labios / que me llaman lejanos , ahora fuertes de sangre nueva , / la ofrenda terrible que yo te prometo . / Decidme , señor , contestad mi desgracia , ¿ por qué / me mostraste el dolor que encierra lo bello , / he de partir para ver el fulgor de los hielos y llamas / reverberando en tu frente otra vez ? / Dame coraje , humillo mis joyas pues sé que mi alma / ha sido derrotada por las armas de tu carne . / Ya no soy caballero ; un hombre tan sólo / a la busca del norte final de los días / en las manos tan frescas que tú me mostraste ( 8-11-02 )

Retrato del amo

RETRATO DEL AMO : Los pétalos blancos y rojos / estampan mi paso gallardo / bajo las copas doradas del reino . / Sobre mis armas cruzadas espejos / y sedas solemnes lloviendo . / La guardia festona mi sombra / con el brillo faucal de los metales . / Jamás conocí temor , piedad o duda , / salvo aquellas que la honra me dictó . / Mi nombre en los libros en brocados preciosos bordado / merece mayor atención que los frutos plebeyos . / El sonido del tiempo en mi canto / olvidará que fui humano . / Años vendrán que cincelen mi magna leyenda de héroe / / Ostento el orgullo de las crónicas / y la miseria embarrada de mis gentes . / Empuñadura del lamento , negro / granizo sobre calles y poblachos , / ángel inverso que ronda la hiedra de ruinas y tumbas . / Yo soy el que rompió sin pensar la esperanza . / A mí me pertenecen las lágrimas / de los cisnes , el llanto de las viudas . / A mí me pertenecen los relámpagos / de plata y el jade de los bosques . / A mí me pertenecen el oro / de las calderas y las perlas en alcobas . / El paso tranquilo del buey a mí se debe , / y la flecha sonora del negro corcel . / A mí me pertenecen el adiós / de los hijos sin nombre , la ciencia secreta / de los cipreses y rosales espinados . / Mi bandera el cielo , mi alfombra la hierba , / la sangre de mis súbditos el tonel en mis bodegas . / La espada , el cetro , el trono relumbran ; / el león , la serpiente y el águila . / Mi divisa es del dios la ira , / en la espalda el dolor del inocente . / El grano crecerá si sembrarlo desea mi mano ; / el mal me servirá para ser resplandor de mi bien . / Leer el mundo no sé , mas yo escribo / sus días al capricho de mi lengua . / Un corazón entre todos , mi puño crispado las nubes . / Yo soy la tierra , / y mi brazo el soplo divino simula , / y mis ojos el sol en invierno semejan , / el trigal en el viento recuerda mi cuerpo . / Yo soy mi tierra ( 17-11-02 )

sin nombre

I. He visto en tu boca brillar el Grial , / encerrado en cavernas de extraña saliva / y vengo cansado de tierras distantes y tristes / a beber en silencio tus copas doradas , / dormida azucena entre mares de petróleo , / mas un relámpago oscuro me esconde / la luz de tu cuerpo ; amada , ¿ escuchas mis gritos ? / ¿ dónde tus frutos de sangre saciando mis muertes baldías ? / ¿ cómo salvar tu albor diluido en fango y aceites / y cómo hallar la raíz de tus muslos de bronce / o la flor de tu vientre ? / A veces me dicen : “ Dejad esta búsqueda estéril “ , / pero entonces me detengo y descubro / que olvidé mi nombre y mi pasado / y ya no sé a dónde regresar / / II. El camino ha sido tan largo . Escucha : / He visto ciudades extrañas con hombres sin ojos / que sólo sabían andar / hacia atrás - parecían felices - / Estuve en desiertos plagados de ecos y signos / que jamás entendí / He caminado por toda la tierra buscando un símbolo / desconocido por todos , buscándote / He vivido poco ,y me siento ya un anciano / Te he encontrado , mas no me atrevo a quitarte / este velo extenso que anuncia mi muerte , / dime , si tú representas mi fin , ¿ para qué he vivido ? / Ojalá que pudiera hundirte de nuevo / bajo las aguas estancadas del olvido / Todo hallazgo conlleva dolor . Enterrad vuestros sueños (ago 01)

La épica inversa del siglo XXI

Este blog recoge la creación de una serie poética que se gestó misteriosamente entre el verano y el otoño del 2002. Durante esos meses, una voz extraña y a la vez familiar me fue susurrando con pausado ahínco esta colección de poemas que narran un ciclo vital que pudo haber sido hace mucho tiempo, que probablemente fue y que ahora es, en esta página que no existe y sí existe a la vez, al igual que el personaje que habla en estas líneas que siguen.
En estos tiempos modernos de banalidad cultivada y abulia existencial, un ejercicio anacrónico y romántico de épica exacerbada me parece de lo más oportuno. Como toda épica posterior a la revolución industrial, educativa y cultural, la fuerza del personaje ha de venir de su grandeza trágica, engendrada en su condición de perdedor empecinado que enfrenta sus valores a un mundo en descomposición, que fue el suyo y viene a ser el nuestro. Su ideología es algo intrascendente, su derrota un fin seguro y por ello glorioso. Que su errar infinito es el nuestro, los siglos lo rubrican.

Praga, diciembre de 2010

Semblanza del errabundo

I : Miradme : el polvo del mundo descansa su peso / en mi vista cansada de ver maravillas . / Recorro los campos buscando la flor más perfecta , / recorro ciudades buscando la casa del fuego , / recorro los mares buscando el pez de diamante . / En vano te busco , ¿ por qué me escondes tu premio ? / / Los mapas esparcieron sus secretos / para mostrar tu ausencia segura / de todos los templos , murallas y bosques , / para decir tu presencia extraña / en todos los templos , murallas y bosques . / / Por los rincones de palacios he buscado , / entre uros de praderas y desmontes / sesgados por el puño de la luna , / por entre cúpulas temblando en desiertos / ocultas en el vientre de las dunas , / por las orillas diamantinas de corrientes / que semejan tu piel de arena inmensa , / por laberintos de rostros antiguos y dedos trenzados , / por el tañir de la nada en pueblos de cal sin campanas , / por sepulcros de dioses descompuestos , / por todos los pozos , por todos / salvo aquel donde se hunden mis entrañas . / / Nada me queda : hogar o bienes , esposa , hijos ... / Todo perdí por lograr mi deseo . / El dragón y su niebla de llamas me guían . / Ceniza y ruina serán mi final , mi destino . / Permíteme entonces descansar en el venero / de tus verdes arterias , las ramas con polen / de tus suaves piernas extensas , / la espiral del olvido de miel de tus pechos flamígeros , / pues anochece en la línea de mis tierras / y las flores del miedo aprenden mi nombre / para cantarlo y morir bajo mi yelmo / / II : Mientras viva habré de seguir persiguiéndote . / A las gentes pregunto . Que todos escuchen : / Busco una joya , metal viviente , / reliquia sagrada de carne / tallada con el gesto de tu boca / y tu bello mordisco engastado / en el borde fulgente del recuerdo , / en la piel embrujada de los astros , / en el oro oscuro por tu vientre , / en mi puente quebrado tras tu pérdida , / en la senda oculta de tus huellas , / borradas , invisibles , imposibles , espejismo , / prohibida ciudad con tesoros de humo . / / Busco la joya maldita del sol o lo negro del día , / mi perdición , mi perdición tan anhelada . / Busco , mas ya mi misión no recuerdo , ¿ importa acaso ? / Importa tan sólo seguir caminando altivo / y ser , una vez haber querido algo , / a alguien , ¿ a quién ? , no sé , no sé , a nadie ... / Completar mi misión y morir en los brazos / de seda del sueño de aire , / un sueño perfumado de cabellos de lluvia y ojos / que son puertas celestes , regazos suavísimos . / Morir en ti , en ti , / o no haber sido jamás sino tu rastro , / tu sombra en la tierra , tu arcángel ( 13-11-02 )